fbpx

GPU de Xbox Series S está siendo un "desafío" para las desarrolladoras

17 febrero 2021

GPU de la Xbox Series S le está dando problemas a los desarrolladores de juegos

Tal parece que Xbox Series S, la consola de “bajo costo” de Microsoft para la nueva generación, le está trayendo “dolores de cabeza” a las desarrolladoras, ya que afirman que adaptar juegos a este sistema se hace “difícil” debido a su GPU.

De acuerdo con el portal WCCFTECH, Series S, que tiene prestaciones mucho menores que la Xbox Series X, pone a los desarrolladores a trabajar de más para que los nuevos títulos se vean de la manera que promete Microsoft y ven con preocupación que quizás para los juegos a futuro dicho sistema sea “insuficiente”.

RECOMENDADO: Fortnite ahora corre a 120 FPS en Xbox Series X / S y PS5

El sitio web hace una rápida pero profunda comparación entre Series X y Series S. Algunos pensaban que la diferencia de memoria RAM sería un problema, pero resultó ser todo lo contrario.

“La principal diferencia radicaba en la RAM más pequeña y más lenta. La Xbox Series X cuenta con 16 GB de GDDR6 (bus de 320 bits), 10 GB de los cuales funcionan a 560 GB / s, mientras que los 6 GB restantes funcionan a 336 GB / s. El hardware de Xbox Series S, por el contrario, está limitado a 10 GB de GDDR6 (bus de 128 bits), 8 GB de los cuales funcionan a 224 GB / s, mientras que los 2 GB restantes funcionan a solo 56 GB / s”.

Si bien la CPU de ambas consolas es el mismo, la GPU de Xbox Series X tiene 32 unidades más de cómputo que Series S, por lo que esta solo puede garantizar una resolución de 1080p y 1440p en el mejor de los casos.

Los desarrolladores pensaban que reduciendo la resolución de los juegos de 4K (la nativa en Series X y PS5) a 1440p o 1080p bastaría para adaptar el título a Series S, pero no fue así.

Oleksandr Shyshkovtsov, director técnico de 4A Games, empresa responsable de la saga Metro, afirman que el problema para adaptar los juegos a la nueva consola de Microsoft no era la RAM como pensaban, sino el rendimiento de la GPU.

“La RAM no es un problema para nosotros (actualmente), pero el rendimiento de la GPU presenta desafíos para títulos futuros. Nuestro procesador actual está diseñado para una alta resolución espacial y temporal (léase: 4K a 60 fps). Eliminar cualquiera de ellos requeriría que hiciéramos cálculos más costosos y reduciría aún más el rendimiento. Tenemos una solución de compromiso en este momento, pero todavía no estoy satisfecho con ella”, dijo en entrevista con el dicho portal.

Las declaraciones de Shyshkovtsov revelan más preocupación por los juegos futuros que las adaptaciones de los actuales, ya que si pasaron trabajo adaptando Metro Exodus para funcionar a 1080p y 60 FPS en la Xbox Series S, no se quiere ni imaginar cómo será un título que exija mucho más en un futuro.

OTRAS NOTICIAS: Microsoft registra el nombre Xbox Series XS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies Puedes leer mas sobre las cookies de nuestro sitio