NVIDIA adquiere ARM y el futuro del gaming da un giro

0
NVIDIA adquiere ARM y su tecnología por 40 mil millones de dólares
Chip de NVIDIA / Foto: Wikicommons

NVIDIA acaba de adquirir ARM por la módica suma de 40 mil millones de dólares, convirtiéndole en la operación financiera más importante del año y que además supone un nuevo panorama para el mundo del gaming, pues recordemos que los procesadores de dicha empresa son los que alimentas a las consolas de Microsoft y Sony.

Pero no solo en el mundo esto tiene repercusiones, pues varios dispositivos tecnológicos que requieran de un procesador tienen un SoC cuya arquitectura es ARM. Incluso los teléfonos inteligentes poseen esta tecnología.

La estratosférica suma de dinero que desembolsilló NVDIA por ARM se divide de la siguiente manera:

  • 21.500 millones de dólares en forma de acciones, lo que significa que SoftBank se hará con alrededor de un 10% del total de acciones de NVIDIA.
  • 12.000 millones de dólares en efectivo.
  • 1.500 millones de dólares en acciones de NVIDIA que irán a manos de los empleados de ARM.
  • 5.000 millones de dólares adicionales que dependerán de los resultados que consiga ARM en los próximos años.

TE PODRÍA INTERESAR: NVIDIA presenta su nueva tarjeta gráfica capaz de desplegar 8K a 60 FPS

Sin embargo la compra aún no está efectiva. La transacción primero deberá contar con la aprobación de varias entidades reguladora a nivel internacional en países como Europa, China, Reino Unido y la Unión Europea.

¿Qué significa esto para el mundo gaming?

Ya NVIDIA informó que no se esperan cambios para obtener una licencia ARM, lo que significa que todos los que necesitan diseñar procesadores basados en su arquitectura podrán hacerlo.

Cabe recordar además que NVIDIA a usado el SoC de ARM para crear los procesadores Tegra, unos poderosos chips destinados especialmente para el formato móvil, como la Nintendo Switch o su table, la NVDIA Tegra.

Pero en las manos de la empresa verde, ahora ella puede usar la tecnología ARM en sus GPU y CPU, lo que se traduce en que los próximos dispositivos podrían tener tecnología de NVIDIA y ARM.